Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘D&D’

Dave Arneson

dave_arnesonsized

Sí, lo sé, tendría que haber actualizado antes, pero entre tonterías de trabajos, salir y exámenes pues uno se disipa.
Solo quiero dejar constancia de que hace aproximadamente una semana, falleció Dave Arneson, uno de los Padres de la fantasía épica junto con Gary Gygax, a causa de un cáncer en Mineápolis. Creadores entre otras cosas de D&D, ambos nos han dado grandes momentos. La próxima hazaña va por ti.
Descanse en paz.

dave-arneson

Anuncios

Read Full Post »

Constitución de Ganomi

Pues como apenas tuve tiempo antes de irme de retiro rural a mi pueblo de actualizar El Libro, lo hago ahora.gnomo1ei9

Este pasado lunes (jo, ya hablo como Matías Prats), tuvimos una jornada rolera intensa de D&D. Fueron unas 14 horas llenas de timadores Regresados, zafiros gigantes, archilázares amargados, intrusiones, épicas bolas de fuego, muertes, resurreciones  y otros momentos dignos de renombre.

Elegí, para variar un poco, el hacerme un gnomo ilusionista para probar la droja dura, y la verdad es que me lo pasé muy bien llevándolo. Para orientaros un poco, os pondré una breve descripción hecha por el máster como introducción a la partida de mi pj:

Larín Kopperlick
Maestre escriba y astrólogo de la Mageögestisch-Biblotesk
Jugador: Mario

Cuando el joven astronato Wilbur (otro gnomo mago, más joven e inexperto xD)  se dio a la fuga, nadie se sorprendió realmente, pero las consecuencias de sus actos sí que molestaron a su padre adoptivo, el Archimago Quirín Darandan, pues consigo Wilbur se había llevado la legítima herencia familiar, un zafiro del tamaño de un puño humano conocido como el Blaugeste. Darandan comprendió que hacía tiempo que Wilbur era mayor de edad en el aspecto físico, y que una aventura serviría para pulir el carácter impulsivo de su hijo, pero sentía pavor por lo que le pudiese pasar al Blaugeste. Por ello encargó a su más leal discípulo, el mago gnomo Larín Kopperlick que por favor fuera a recuperar la joya familiar y que le dijera a Wilbur que si algún día quería heredarla debería volver al hogar tras terminar sus aventuras, demostrando su madurez y valía.
Pero cuando Larín alcanzó a Wilbur era tarde. En su primera “aventura” al lado del cazarecompensas humano conocido como Argos (otro jugador), un gnomo y un semiorco ya le habían robado la Blaugeste al hechicero prácticamente frente a sus narices. Larín sabía que no podía volver a la Mageögestisch-Biblotesk con las manos vacías sin que el maestro Darandan sufriera un colapso por las noticias, así que decidió acompañar a Wilbur en su nueva y obligada aventura por recuperar la Blaugeste, y contrató los servicios de Argos para alcanzar a los ladrones y recueprar la joya.
Las últimas pesquisas les han llevado a atravesar el Desierto de Azyakir para llegar a Nicra, la capital de Zwelit nación de los Regresados.

Y sí, encontré a los ladrones, recuperé el Blaugeste y se lo llevé a Darandan (estuvo muy completita la sesión) que por cierto, el máster roleó su astronómico cabreo muy bien. Para ser mi primera partida de D&D he de decir que no es tan aburrido como lo pintan, ni las tiradas son tan horrorosamente complicadas, ni el transfondo es tan sumamente repetitivo. A ver si continuamos la sesión pronto. Barûk ^^

  • Frases Célebres:

Thônor (el enano): “Como se llama tu montura, Wilbur?”
Wilbur: “Decidí llamarla Querido Perro.”
Argos: “Sí… ‘Querido’ de nombre y ‘Perro’ de apellido.”

Wilbur: ¿Qué es lo más parecido a un oso que hay por esta zona?
Thônor: Yo.

Wilbur: ¿Cómo era ese dicho…? El que roba al ladrón…
Thônor: Va a la cárcel con el ladrón.

Read Full Post »